MUSEO PEDAGÓGICO SALESIANO

DE LEÓN XIII

“El Colegio tiene un buen número de objetos dados de baja: Máquinas de escribir, máquinas de cine, mimeógrafos, grabadoras, etc.), “obsoletos” para una persona desentendida en materia y estarían para botar o regalar como chatarra. Sin embargo constituyen un verdadero patrimonio que hay que valorar como parte del centro Histórico”. (P. Mario Leonardo Peresson 16 de Enero de 2008 – Acta de entrega- )

La inauguración del “Museo Pedagógico Salesiano de León XIII” está enmarcado dentro de la celebración del Sesquicentenario de la Fundación de la Sociedad Salesiana, Inspiración profética de Don Bosco, puesta al servicio de la humanidad en el año de 1859 en la ciudad de Turín, Italia, por parte del Padre y maestro de los jóvenes: San Juan Bosco.
 

Su vocación educadora lo llevo a crear el oratorio de Valdocco, la Escuela de Artes y Oficios para la Formación de los Jóvenes y la Sociedad de San Francisco de Sales, a la cual debemos la existencia de nuestra familia Salesiana, hoy esparcida en todos los puntos cardinales del mundo.
 

Entre los años 1886 - 1890 se concreto la fundación de la Obra Salesiana en Colombia, con la cual se Inició la formación vocacional y técnica en nuestro país, el 1 de septiembre de 1890. En esta Sede que hoy ocupamos, ha venido transformándose, el entonces Colegio Salesiano de León XIII de Artes y Oficios en un Centro de Formación Técnica, Tecnológica y Académica con el decidido aporte de sacerdotes, clérigos, coadjutores, colaboradores, maestros, estudiantes y la sociedad en general: Así tenemos el LEON XIII actual.
 

Al descender los peldaños de ingreso a este Museo Pedagógico de la educación Leontreciana y Salesiana, nos encontramos con las imágenes de los rectores mayores, quienes continuaron la ruta trazada por Don Bosco e hicieron posible la construcción social de nuestra historia educativa. Entre ellos hay dos declarados por la Iglesia “beatos” Don Miguel Rúa y Don Felipe Rinaldi.
 

Esta iniciativa institucional se fundamenta en el pensamiento de Don Bosco, quien nos enseñó con amor que “el pasado debe ser maestro del futuro”. Por eso, hemos decidido practicar el principio investigativo “in vestigium ire”;es decir, ir tras la huellas, los vestigios, las pistas, que nos ayuden a reconstruir nuestros procesos formativos recogiendo testimonios, artefactos, tecno factos, productos y máquinas que fueron utilizados en las distintas etapas de desarrollo institucional.
 

Esta pequeña pero significativa muestra inicial del mobiliario y del equipamiento educativo para la formación integral Salesiana, nos permite rememorar los procesos de enseñanza en las artes y oficios de carpintería, ornamentación, imprenta, tipografía, encuadernación, sastrería, peluquería….Además de la profundización en los estudios clásicos.
 

Igualmente, nos permite revivir la práctica artística y cultural de nuestros maestros y alumnos en la música, las artes escénicas –en especial el teatro-, en la formación científica, social y lingüística en idiomas extranjeros, la práctica deportiva, las telecomunicaciones, la formación del alumnado interno, la asistencia en salud, las ayudas educativas audiovisuales y los equipos administrativos de diferentes épocas.
 

En este registro recordamos algunos testimonios de estudiantes destacados, hoy exitosos profesionales, como Hernando Trujillo en las artes del vestir, Santiago García en teatro, Manuel Cabral en Televisión y Cine, Luís Mayorga, creador y propietario de Challenger y muchos otros médicos, odontólogos, juristas y diversos profesionales que hoy no alcanzamos a mencionar, pero han sido y son hombres de bien al haber sido formados en los principios de integridad y trascendencia, bajo el lema: “Amor, Razón, Religión”.
 

La fase inicial de nuestro Museo será enriquecida con las contribuciones de los miles de educadores, egresados y colaboradores que han estado vinculados en algún momento de la historia educativa Leontreciana, de tal manera que sea un proceso en construcción permanente.
 

Así, pretendemos aprender haciendo el ejercicio de recrear imaginarios sobre nuestro pasado educativo, reflexionar sobre sus logros y dificultades, en búsqueda de aprovechar ese saber para construir cotidianamente un mejor presente y proyectarnos hacia un futuro de realizaciones transcendentales, siguiendo las pautas de nuestro himno Leontreciano: “….Con Don Bosco El Padre y Maestro, construiremos un mundo mejor…. ¨”.
 

Es muy justo agradecer a tantos colaboradores laicos y religiosos de esta presencia salesiana que desde el mismo instante que se iniciaron los trabajos de limpieza y ordenamiento del lugar y los objetos cumplieron con el llamado que nos dice San pablo en Cor.12,12, resaltando el trabajo hecho en un mismo espíritu, en pluralidad, con justicia, sin disculpas, con entusiasmo, con voluntad de servicio y entrega desinteresada.
 

Jaime Rodríguez, Juan Pablo Rodríguez, Dago Humberto Rojas, Luís E. Pineda, Martín Mendoza, Roberto Devia, Luís López, Jaime Hernández, Juan Peña, Pedro Bernal, Fernando Hernández, Jesús Sierra, Octavio Garzón, Helí Ortega, y muchos colaboradores Laicos que cumplieron a cabalidad el propósito de quien nos escribía el 16 de Enero de 2008, “valorar el patrimonio histórico de la Casa Madre y hacer realidad en corto tiempo lo que hoy es una realidad histórica: El MUSEO PEDAGÓGICO DE LEÓN XIII”

 

Pbro. ROBERTO DEVIA RODRÍGUEZ, SDB DIRECTOR - RECTOR